CADAFE-CORPOELEC “Balance de gestión de 10 años”

¿INVESTIGAR Y EVITAR EL SOBOTAJE?

Según declaraciones emitidas por el Ministro del Poder Popular para la Energía Eléctrica, con relación a posibles sabotajes en las instalaciones del sistema eléctrico nacional, se hace necesario aumentar la vigilancia y control de estas instalaciones.

El Tribunal Supremo de Justicia Admitió demanda introducida por ASUSELECTRIC en contra de Elecentro-Cadafe por incurrir en prácticas abusivas de facturación, cobro y prestación del servicio.
Sentencia Completa.

ACUERDO _ASAMBLEA NACIONAL_ SISTEMA ELECTRICOpdf

Asamblea Nacional Informe Confidencial Cadafepdf

SABOTEO ELECTRICOpdf

Sin lograr resultados concretos ensayos en el sector eléctrico

Tras una década persiste el pedido de declarar el área en emergencia

Diversos elementos apuntan al deterioro del sector.

En ocho meses se han registrado cuatro apagones de amplia magnitud en el país.

En los primeros meses de 1999 un grupo de trabajadores y técnicos solicitó al recién estrenado Gobierno la declaratoria de emergencia eléctrica en el país. En julio de 2008 y fechas sucesivas, la directiva de la Federación de Trabajadores Eléctricos (Fetraelec) ha emplazado a las autoridades oficiales a declarar la emergencia eléctrica.

Similares circunstancias y similares titulares de prensa en casi diez años de gestión. ¿Nada ha pasado? Sí. Se aprobó la primera Ley del Servicio Eléctrico en cien años de esa actividad, se desató la crisis de Guri, se prometió invertir en el parque térmico, se intentó y se sigue intentando reestructurar el mapa eléctrico, se estatizó el sector y en este año se ha reportado el mayor número de apagones con impacto nacional que recoja la historia reciente del país.

El legado de una agenda privatizadora sobre las empresas eléctricas motivó la desinversión y sorpresivamente la desplanificación de ese sector, vital y estratégico para el desarrollo y sostenibilidad de la nación.

Una de las primeras decisiones que asumió el Gobierno fue definir el marco legal de esa industria. La ley plantea la coexistencia del Estado regulador con capitales privados, la preservación de la fuente hidroeléctrica en manos del Estado, la creación de un mercado mayorista, de una empresa de transmisión, de una comisión nacional de energía eléctrica y del centro nacional de gestión.

En 2001 la Asamblea Nacional prorroga los plazos para la concreción de esas nuevas entidades y la eleva a la categoría de Orgánica. Pese a estos ajustes, la ley fue congelada por considerarla neoliberal, según confiaron voceros oficialistas. A cambio no se presentó otro texto.

Un punto de inflexión política transita la nación en 2002, con el paro petrolero y los polémicos días de abril; a la par, despuntó una crisis en Guri provocada por el fenómeno Niño y el extensible período seco que puso a riesgo las máquinas del más grande complejo hidroeléctrico del país. Para entonces se sortearon las dificultades y se convino en no continuar corriendo la arruga: debía invertirse en la renovación y ampliación de las termoeléctricas, dada su obsolescencia, y al mismo tiempo para aliviar las exigencias de la energía originada en el Caroní.

Cambios tras cambios En forma hostil, a través de la llamada Oferta Pública de Acciones (OPA), la estadounidense AES Corporation adquiere la casi totalidad de las acciones de La Electricidad de Caracas (EDC) en junio de 2000. Se pone fin al proyecto centenario de la familia Zuloaga, se reduce su actividad interna con la venta de activos, se minimiza la democratización del capital, se recorta la nómina; también se reducen las posibilidades de expandirse como una pequeña multinacional eléctrica en la región.

Cadafe, la empresa que sirve al 80% del territorio, y que hoy mantiene pasivos altos, deudas y problemas para auditar sus estados financieros, retrasos en sus procesos de facturación y comercialización ha intentado reestructurarse sin éxito. En 1999 se planteó, sin concretarse, la creación de unidades de negocios como una manera de simplificar la complicada dinámica de la compañía. Las llamadas filiales (Elecentro, Eleoriente, Eleoccidente, Cadela, entre otras) permanecieron vigentes hasta 2006 cuando se modificaron por regiones, de la 1 a la 9.

La Ley Eléctrica establecía la separación jurídica y contable de las empresas y Cadafe -a través de un convenio con Unión Fenosa- procuró adecuarse a ese esquema; ya otras empresas lo habían hecho, aunque al final las autoridades decidieron dejar de lado esos esfuerzos y grandes costos. En 2003, Cadafe incursiona en su propia refundación y emprende fallidamente un modelo de cogestión.

Las inversiones anunciadas no fluían y las obras no se adelantaban. Mientras tanto persistía el deterioro de las áreas de generación y transmisión del sistema. Se hacían constantes los racionamientos en el interior del país y se multiplicaban las fallas mayores a 100 megavatios (MW). Planta Centro permanece a la espera de la conversión a gas de sus unidades y de la operatividad de éstas.

Aprovechando la abultada renta petrolera (Fonden) y los dólares del fondo chino, se apresura el mantenimiento y la construcción de plantas térmicas; y el Estado procede a asumir el control total de las empresas privadas, lideradas por EDC, para abonar terreno a la formación de la Corporación Eléctrica Nacional que, de acuerdo a sus preceptos, busca unificar el sector.

En febrero 2008 se designa su junta directiva, presidida por el general Hipólito Izquierdo. En estos meses se han puesto en servicio primeras unidades de Termozulia II y Josefa Camejo; la tercera de Argimiro Gabaldón y una decena de plantas de generación distribuida, hasta acumular un aporte superior a 1.500 MW de potencia al sistema.

El Gobierno ha reconocido la crisis y la vulnerabilidad del sector que opera a “su máxima exigencia”. En ocho meses se han registrado cuatro apagones de amplia magnitud. El deterioro ya alcanzó a Caracas.

Mariela León
EL UNIVERSAL

publicado el 19 de diciembre de 2008

It's only fair to share...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

One Response to CADAFE-CORPOELEC “Balance de gestión de 10 años”

  1. -olga Boutcher dice:

    Mi querida Cadafe, como te han destruido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *